Posted by : Jose Luis García Rodriguez 1 sept. 2009


Es la primera de las aventuras de Link en el mundo de los videojuegos, apareciendo en la Nintendo de 8 bits, y no pudo ser menos, revolucionó la manera de hacer los videojuegos de la época, ya que incluía una batería interna en el cartucho que nos permitía guardar hasta tres partidas simultáneas con nuestros progresos en la aventura y así no tendríamos que estar cada tres por cuatro copiando los interminables passwords que nos ofrecían los demás juegos, además los responsables del juego cambiaron estratégicamente el color del cartucho, eligieron el color dorado para el juego mejor que el gris al que nos tenía acostumbrados la firma japonesa.

Al ver el cartucho de esa tonalidad nos preguntábamos que si en realidad era tan bueno como para tener ese color diferente al resto. Por otro lado el precio era algo más elevado, alrededor de 1000 pesetas más respecto a los otros, seguro que por parte de los tenderos aprovechados que los vendían más caros por ser de otro color. Al insertarlo en nuestra videoconsola pudimos comprobar que en realidad no eran faroles y que el juego en realidad prometía.

La aventura empezaba aquí, la princesa Zelda del reino de Hyrule (donde vive Link) fue secuestrada por Ganon, el cual pretendía reunir los 3 "triforces", que son unos triangulitos de color dorado dotados de un poder inmenso y el hombre que los poseyera sería el más fuerte del mundo, pero sólo tenían poder si se juntaban los tres. En realidad estaban escondidos en el cuerpo de unas cuantas personas elegidas por el destino, los poseedores de tal poder eran Zelda y Ganon, el triforce restante se había dividido en 8 trozos diferentes que fueron distribuidos por todo el área de Hyrule en unos laberintos llenos de misterios y peligros para que cualquiera no fuera capaz de cogerlos así como así.

A ti te toca reunirlos para poder alcanzar el poder necesario para luchar contra Ganon y poder rescatar así a la bella princesa. Como nota curiosa, si eres capaz de acabar el juego, cosa bastante difícil, no creas que has acabado, empezará una nueva aventura más difícil aún dónde los laberintos se esconden en otros lugares y son totalmente distintos.

El apartado gráfico es algo pobre ya que en 1986 los videojuegos no estaban muy evolucionados y, los gráficos eran muy simplones y repetitivos, aunque cumplían perfectamente su cometido, respecto a la música también era muy poco variada, sólo contaba con 4 melodías durante todo el juego, aunque era muy pegadiza y ambientaba muy bien.

- Copyright © Gamers Up - Blog - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -