Posted by : Jose Luis García Rodriguez 24 sept. 2011



Bandai siempre ha sido una empresa muy metida en lo que son los videojuegos, y de vez en cuando intenta adentrarse en el mercad incluso desarrollando su propio hardware en forma de consola doméstica.
Después de la poco conocida Playdia que no salió de Japón, en 1999 decidieron crear una consola portátil para el mercado japonés muy ligada a la adaptación de muchas series de anime y manga en videojuego.




Una de las ventajas de las ventajas de esta consola es que con tan sólo una pila es capaz de funcionar entre 30 y 40 horas debido al bajo consumo de la pantalla, que no era en color. Luego con el tiempo se decidieron en hacer una versión en color que era muy demandada por los usuarios. Aunque no consiguieron una nitidez muy alta y tuvieron que hacer una tercera revisión de la máquina llamada Wonder Swan Crystal con una pantalla similar a la de la Gameboy Color sin retroiluminación.


Aunque los controles no son muy acertados, la consola permite jugar a los juegos tanto horizontalmente como verticalmente pudiendo aprovechar la pantalla dependiendo del tipo de juego

2 Responses so far.

  1. Creo que a este artículo le falta una mención al gran Gunpei Yokoi, el padre de Game Boy y las Game&Watch y que dejó su sello personal en detalles como la duración de las pilas o el bajo coste de la consola. Realmente increíble el legado que nos dejó este revolucionario japonés.

  2. Locke says:

    El hombre era todo un crack, con Gameboy revolucionó en el apartado de las portátiles, una pena que ahora la duración de las baterías se haya visto tan afectada a favor de los gráficos. Un consola portátil debe de ser autosuficiente un buen número de horas, porque si estas pegado al enchufe, ¿qué tiene de portátil? Prefiero gráficos más normalitas y poderme llevar la consola por ahí media media semana sin tener que buscar un enchufe cada 2 horas.

- Copyright © Gamers Up - Blog - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -