Posted by : Jose Luis García Rodriguez 3 feb. 2012


En el año 2002 Square-Enix decidió dar el salto a los MMORPG (juegos de rol de jugadores masivos online) aprovechando el gran renombre de su saga estrella, los Final Fantasy, con la onceaba entrega que aparecería en PS2 (sólo en los mercados japoneses y americanos), PC y posteriormente en Xbox360 al poco tiempo del lanzamiento de la consola.

En un principio lo que se prometía en este título era la panacea de los videojuegos online, ¡un Final Fantasy Online! para jugar con todos tus amigos! y en un mundo persistente donde la acción es en tiempo real. Pero no es oro todo lo que reluce Final Fantasy XI era tan sólo una idea que no salió como se esperaba...


En primer ligar hay que remarcar que el juego no está diseñado para poder hacer cosas por tu cuenta, absolutamente el 99% de todo lo que puedas hacer en el videojuego no podrás hacerlo solo, necesitarás gente, y a veces mucha, mucha gente..., ni siquiera subir nivel lo puedes hacer solo.

El problema es que en los MMORPG hay gente que no tiene vida social, que parece que ni tienen falta de hacer funciones fisiológicas del propio organismo, ni comen, ni duermen, pasándose la vida entera delante de una pantalla. El juego ha ido evolucionando drásticamente desde su comienzo para enfocarse a ese tipo de jugadores porque al fin y al cabo son los que interesan, pagarán la cuota mensual religiosamente y además comprarán todas las expansiones sin dudarlo un segundo.

Debido a eso encontraremos enemigos finales que para matarlos necesitaremos mas de 15 horas de juego (entre hacer el grupo, llegar al sitio y matar al bicho), no poder subir experiencia por tu cuenta (necesitas un grupo de 6 personas).

He jugado durante varios años al juego diariamente y puedo asegurar que el videojuego engancha (había gente del grupo que prefería pasarse todo su tiempo libre jugando antes que salir a que le diera el aire un poco) Siempre he sido consciente del enfoque que tiene este juego, está diseñado para que tu vida gire alrededor de él, suerte que siempre me he hartado bastante pronto de jugar siempre a lo mismo aunque sea offline y no me tomaba el juego demasiado en serio, sino como un juego que es lo que es, pero hay muchos otros jugadores que hacen su vida dentro de Vanadiel.

- Copyright © Gamers Up - Blog - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -