Posted by : Jose Luis García Rodriguez 21 jun. 2012


Si hay una saga de videojuegos que puede hacer sombra a los famosos Final Fantasy siempre ha sido Dragon Quest, la saga que por excelencia ha sabido asentar las bases del RPG japonés desde la época de la NES y que aún hoy día se siguen imitando sus pasos.

 Pues bien como gran saga de videojuegos que es no es de extrañar que se adapten una y otra vez a diferentes sistemas de juego y más aún sabiendo lo arraigados que están los Dragon Quest en Japón y recientemente cómo van ganando seguidores alrededor del mundo gracias a las nuevas versiones de las partes 4, 5 y 6 para Nintendo DS.


El juego que nos ocupa hoy es el Dragon Quest 3 de Gameboy Color que en realidad es un remake de la tercera entrega de la saga en la NES en la que además se ha incluido el sistema de cambiar entre día y noche  cambiando algunos personajes y situaciones en los pueblos. Además el apartado gráfico se ha mejorado y los castillos, mazmorras y demás lugares a visitar ahora tienen mejor pinta.

El juego cuenta cómo el Rey Demonio Baramos se despierta de su letargo y arremete contra el pacífico reino de Aliahan. El gran héroe del reino decide enfrentarse al mal pero nunca volvería a su país. Años más tarde su único hijo decide ir a buscar a su padre y vencer de una vez por todas al maligno demonio.


En el cartucho no encontraremos todos los elementos que han hecho a los Dragon Quest tan famosos, mazmorras llenas de trampas y tesoros, diálogos muy trabajados y un sistema de batalla algo simple pero que funciona a la perfeccción.

- Copyright © Gamers Up - Blog - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -