Posted by : Jose Luis García Rodriguez 11 jul. 2012


Si muchos miráis atrás recordareis como os aficionasteis al anime, muchas de vosotras, cuando se emitió Marmalade Boy o Card Captor Sakura en las televisiones del país y muchos de vosotros con el boom de Dragón Ball, pero, os habéis puesto a pensar como era el anime antes de que os aficionarais o como es ahora?

El anime como cualquier otro medio de narrativa lleva asociado muchísimas referencias culturales sobre creencias y costumbres de la época en el que se edita. Por ello daremos un repaso a las fechas más carismáticas.



Anime de los 70:

Recién llegado el hombre a la luna y en plena carrera espacial, la moda era el espacio exterior y todo lo que conlleva explorarlo. Cientos de robots gigantes que luchaban contra extraterrestres malvados que querían conquistar a la tierra saltaban a las pantallas para dar a su público lo que pedían. En torno al público femenino, lo que más llamaba la atención eran las series en las que una niña se enamoraba de alguien más mayor y pasaba por cientos de penurias y tristezas.



Anime en los 80: 

Se podría decir que el anime sufrió toda una revolución, salían estudios de animación de debajo de las piedras, mientras el anime iba siendo apoyaado por multitud de productos relacionados. Las series de robots evolucionaban rápidamente, habia incluso personal encargado solamente del diseño de tales robots, las historias eran más curradas, también empezaban las primeras series sobre peleas monumentales y llamativas de artes marciales y anime de cualquier deporte que se pueda imaginar. A finales de los 80 la violencia en el alcanzaba unas cotas altísimas.



Anime de los 90: 

A principios lo que se lleva es Dragón Ball, luz, fuego y destrucción, esa era la base del anime. Luchar, destruir y morir, una base que se usó para la mayoría de los animes de la época. No todo el anime era eso, pero si la gran mayoría del que llegaba a occidente.

En los USA y Europa aparece Manga Video con una colección de videos rcomendada a un público adulto. Su eslogan "Sangre, Violencia y Sexo" ha sido el menos acertado que podían tener, los mayores se nos echaban encima, era como si viéramos algo prohibido. Tal vez si hubieran vendido más un producto para toda la familia hoy en día la gente no pensaría que el manga solo son culos y tetas.

En la segunda parte de los 90, debido a tanta violencia en el anime, la criminalidad en Japón subió y el público pedía en el anime unas mínimas pautas para encontrar su yo interior y mostrarles un camino en la vida. Series como Evangelion o Serial Experiments Lain salieron de allí.

Respecto al público más infantil, las empresas encontraron un filón increíble en los más pequeños que compraban y compraban los muñecos de sus series favoritas y todos los productos derivados de ellas, Pokemon es un gran ejemplo.



Anime en el 200X:

 La calidad ha bajado de golpe, Solo se hacen series pensando en el dinero que se va a ganar, todo es un "estándar". Nos sentimos invadidos por series sobre magical girls con guiones para niños de 3 años, un montón de series machistas con la chacha ama de casa como ejemplo a seguir y un chico protagonista rodeado de bellezas, y las series que se limitan a presentar juguetes y más juguetes para los más pequeños. Aunque por suerte hay algunas joyas muy escondidas en el mercado japonés, no son las suficientes si miramos atrás en el tiempo y comparamos.

- Copyright © Gamers Up - Blog - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -