Posted by : Jose Luis García Rodriguez 27 sept. 2012


Pues este cacharro negro que parece un híbrido de video VHS y un reproductor de DVD es ni más ni menos una videoconsola de 16 bits que fué lanzada por Philips en el año 1991, disponía de un microprocesador Motorola 68070 que corría a 15,5 Mhz1 Mega de RAM, 32 Kb de NVRAM y era capaz de reproducir la imagen con una densidad de color de 32768 colores simultáneos en pantalla de una paleta de 16  millones a una resoluciónes de 384x280 hasta 768x560 pixels.

Era capaz de reproducir discos de CD-i, Photo CD, Audio CD, CD+G (CD+Graphics), Karaoke CD, y Video CDs (VCD) y todo ello en el año 1991 cuando la Super NES acababa de salir al mercado.


Pero no es oro todo lo que reluce y sus desarrolladores no tuvieron mejor idea que enfocar la consola a juegos educacionales y juegos de tablero desaprovechando el poder crear grandes títulos realmente jugables para competir con las demás empresas que desarrollaban y comercializaban videojuegos. Al paso de los años se dieron cuenta del error e intentaron remediar el patinazo, pero ya era demasiado tarde ya que había nuevos competidores en el mercado como la Sony Playstation.

Lo que llama la atención de esta consola es que dispone de juegos de 2 de las mejores franquicias de Nintendo como Super Mario o The Legend Of Zelda, pero eso se debe a que Nintendo y Philips llegaron a un acuerdo de permitir el uso de sus sagas en la consola de Philips a cambio que la empresa desarrollara un lector de CD-ROMs para Super Nintendo. Hay que apuntar que esos juegos son tan nefastos que a cualquier fan se le puede caer la cara de vergüenza al verlos.

Aunque la máquina se conoce por Philips CDi, no sólo Philips fabricó unidades, también lo hicieron empresas como  Magnavox, Goldstar / LG Electronics, Digital Video Systems, Memorex, Grundig, Kyocera, NBS, Highscreen, y Bang & Olufsen, que lo fabricó integrado en un televisor.

- Copyright © Gamers Up - Blog - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -