Posted by : Jose Luis García Rodriguez 30 oct. 2012


En 1983, cuando los recreativos de medio mundo gozaban del éxito de la primera oleada de videojuegos, una desarrolladora llamada Advanced Microcomputer System apostó por un sistema que revolucionaría el sistema gráfico de cualquier videojuego visto hasta la fecha. Esa tecnología era el Laser Disc.

Pues bien, aunque la máquina recreativa estaba dotada del típico chip Z80, el sistema se basaba en los discos de Laser Disc (para los que no lo han visto, eran como los CDs de música pero mucho más grandes) creando una especie de película interactiva en la que el jugador decide lo que va a ir pasando. Tú eres un joven caballero que tiene que rescatar a la princesa que ha sido secuestrada.




El juego está diseñado del modo en el que se graba una película con todas sus secuencias divididas en diferentes partes, en cada una de esas partes el jugador tiene que pulsar unos determinados botones para no fallar y perder una vida. Si pulsa la secuencia de botones correctamente pasa a la siguiente escena.

El videojuego fue animado por un animador de renombre de Walt Disney llamado Tom Bluth y todo su equipo, con un presupuesto muy reducido, tuvieron que apañárselas para ahorrar en cada aspecto del videojuego como la contratación de actores de doblaje (que no los hubo) o modelos para inspirarse a la hora de crear a la princesa (se hizo inspirandose en revistas Playboy). Tuvo gran fama mediática, llegando a tener adaptaciones a las consolas domésticas de la época, y hoy día es considerado todo un clásico.

2 Responses so far.

  1. Muramasa says:

    Nunca he sido de pulsar botones, de hecho odio cuando me salen las secuencias esas en las que tienes que pulsar un determinado botón en un determinado lapso de tiempo, y que si fallas tienes que empezar escena de nuevo.

  2. Pues el juego no llega a ser muy duradero ni divertido, más bien es un videojuego curioso.

- Copyright © Gamers Up - Blog - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -