Posted by : Jose Luis García Rodriguez 8 nov. 2013


Muchos de los que nos leéis asíduamente seguro que vivisteis la crisis del videojuego en 1983. Ya que sobre todo hay que tener ya unos añitos a las espaldas.

Pues bien, en esos años los videojuegos se popularizaron entre los más jóvenes del mundo y estaban en boca de todos. Pero el afán por el dinero de las empresas dominantes del sector y la poca originalidad de sus títulos produjeron que el usuario acabara harto de comprar juegos sin atractivo ninguno.
 

Hoy día parece que la historia se repite. Podríamos decir que ahora hay más usuarios que antes y que los videojuegos gráficamente han evolucionado muchísimo para salir en su defensa.

Pero el problema no radica ahí, está sobretodo producido por la cantidad de sistemas de juego que hay en el mercado.


Si volvemos en el tiempo a principios de los 90… ¿Os acordáis del pique que había entre Super Nintendo y Megadrive? Esa rivalidad hizo que los usuarios tuviéramos excelentes juegos por parte de las dos máquinas. Había otras consolas, pero eran tan secundarias que no entraban en la lucha.

Hoy día la historia es diferente, si nos ponemos a contar tenemos a: Wii, Wii U, PS3, Xbox 360, Ps Vita, PSP, Nintendo DS, Nintendo 3DS, Smatphones, Tablets, PC compatibles, Mac… y dentro de muy poco PS4 y Xbox One.

¿A dónde vamos con 14 sistemas en el mercado? Y además todos ellos lo suficientemente relevantes como para quedarse con un trozo del pastel. De esa manera sólo podemos crear subgrupos de usuarios.


Sobran bastantes más de la mitad y también todos sus juegos, porque si no quedan 2 o 3 rivalizando entre sí, la cosa pinta bastante fea. 

Si nos ponemos a analizar los videojuegos que podemos ver en cualquier tienda de turno, todos ellos caen en la premisa de “crear lo que antes ha vendido bien” sin mirar otros aspectos como que a la larga al jugador le parezca que siempre juega al mismo juego.

Luego, por otro lado, los juegos de smartphones y tablets dispersan a los jugadores casuales que, pudieran haber adquirido una consola, pero entretienen con su modelo de juegos gratuitos y/o baratos, engañándolos y haciéndolos creer que jugar al móvil es lo mismo que en consola.

El mercado del videojuego no se sostiene a base de minijuegos móviles, así que cambiará poco a poco la manera de ver el videojuego clásico o terminará desapareciendo.

- Copyright © Gamers Up - Blog - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -